You are here
Home > Entrevista > Mariángeles Cossar: «Sigo disfrutando jugar al vóley»

Mariángeles Cossar: «Sigo disfrutando jugar al vóley»

La punta receptora, ex Pantera y jugadora de Boca Juniors, dialogó en exclusiva con Pista Deportiva y no se guardó nada. Desde su alejamiento de la selección, hasta su opinión con respecto a la Ley de Interrupción Voluntaria de Embarazo.

Mariángeles Cossar, oriunda de la provincia de Santa Fe debió dejar su pueblo para jugar en el Xeneize. Con 16 años vino a vivir a Buenos Aires. Lo más difícil para  ella fue alejarse de su familia pero eso no le impidió viajar: “Estaba segura de lo que quería hacer, para mí era un sueño venir a Boca”.”No tengo problemas para relacionarme y entrar en grupos. Enseguida me hice un grupo de amigas de mi edad que jugaban en Boca en esa época y sus familias me adoptaron un poco. Los fines de semana nunca estaba sola y también estaba mi hermana Romina”. “No me sentí sola en ningún momento creo que eso fue vital para que me sienta tan cómoda acá” agregó.

Cómo se manejan los tiempos al ser deportista y a su vez estudiar una carrera y tener vida personal:” Se complicaba en época de selección. Estuve ocho años en Boca y las Panteras. Entrenaba doble turno e iba a la facultad. Pero si se quiere se puede amoldar a los horarios. Ahora al estar recibida tengo más tiempo para estar con mis amigos”.

“Chu” ya no forma parte de las Panteras, a pesar de tener un gran nivel de juego: “Desde que llegué a Buenos Aires  estuve en el proceso de selección juvenil hasta que pasé a mayores. Tuve mucha mala suerte con tres lesiones grosas muy seguidas 2013,2014 y 2015”. “Cuando tuve la primera lesión, Orduna  me dijo que trate de recuperarme bien que él me iba a tener en cuenta. Lo hice, volví y ganamos la medalla de oro en los ODESUR. Después de eso tuve que operarme el hombro y el cuerpo médico de la Selección junto con el de Boca me ayudaron con la recuperación”. Y agregó “Después de eso dejé de estar, no tuve un diálogo con Orduna al respecto pero entendí que por ahí físicamente no estaba apta. Yo me siento bien, pero el entrenador tiene derecho a elegir a quienes estén mejor. En su momento me generaba mucho dolor no poder estar. Me despedí estando lesionada. Es un duelo que ya hice”. “Para mí es un tema cerrado, no veo que me vayan a citar” concluyó.

Medalla dorada en los juegos Odesur 2014

Las lesiones marginaron a Cossar en varias oportunidades, pero esta Guerrera nunca bajó los brazos: “Sabía que tenía recuperaciones largas y dolorosas, pero esa no era la forma en la que quería dejar de jugar al vóley. Sigo disfrutándolo y haré lo posible para estar bien”.

El contrato con Boca llega a su fin en abril del 2019: “Tengo un contrato de un año y medio. Es más largo de lo que se suele firmar. Llega hasta abril y ahí veremos cómo están las condiciones, si el club me quiere y si yo tengo ganas de seguir, obviamente”. “Sigo disfrutando de jugar. Sé que al estar recibida tengo que conseguirme un trabajo. Al jugar al vóley no puedo tener un trabajo de tiempo completo”. Mientras el físico de ella seguirá: “Considero que tengo más para dar.  Si está todo bien y las condiciones se dan para que siga, obviamente que voy a seguir”

La jugadora no solo juega en el Xeneize, sino que es fanática del club: “Me iría de Boca a jugar a otro equipo de Argentina solamente si el club no jugara la Liga. Sería raro que yo terminara mi carrera en otro club, más allá de que el club a mí no me quiera”. “Tuve la oportunidad de irme a Europa en su momento, pero porque era chica o por lesiones no pude hacerlo”.

Chu y su hermana Romina

Al haber compartido equipo y selección con varias jugadoras, siempre hay sociedades que destacan: “Tuve la suerte  de haber compartido equipo con varias amigas. Con Anto Curatola tenemos mucho feeling. También compartí equipo con mi hermana”. “Jugué con muchas experimentadas. Había mucho respeto y admiración por las jugadoras mayores».

Tras la negativa del Senado a sancionar la Ley de Interrupción Voluntaria de Embarazo, «Chu» no pudo ocultar su decepción y contó sus sensaciones: “Me genera tristeza, pero a la vez tengo fe. Sé que no es hoy ni mañana, pero va a ser Ley. El problema son las muertes que se van a seguir dando en el proceso. Como dijeron, el mundo nos estaba mirando y no dimos un ejemplo como país. No la gente, pero la política de Argentina sigue decepcionando en muchos aspectos, esté quien esté. Escuchar las animaladas que escuché ayer con lo que cobran por estar ahí. Una senadora que diga que no leyó el proyecto que tenía trece páginas y tuvo un montón de tiempo para hacerlo. Siento que nos faltan el respeto como mujeres.  Es una sociedad patriarcal, se produjeron cambios buenos pero en otras cosas seguimos siendo trogloditas”. “Ahora con más razón hay que seguir protestando y estar en las calles, como mujeres tenemos que unirnos todas. Y representar también a las mujeres que están en contra. No avocamos solamente por las que están a favor si no por el derecho a que podamos ser libres y a poder ser madres por deseo y no imposición. Se olvidan de que están representando no sus creencias, si no los intereses del pueblo y de las mujeres”. “No es aborto sí o no, si no aborto legal o clandestino” agregó.

Cómo se maneja el ser una persona conocida en un club grande y desviar las faltas de respeto a través de redes sociales de quienes no piensan igual que ella: “Es complicado, al representar al club tengo que tener respeto. Sé que no puedo exponerme de esa forma. Trato de contestar con respeto, cuando se va de las manos evito escribir y comentar. Tenés que estar luchando contra los prejuicios y la gente que dice cualquier cosa”. En el equipo también están divididas las opiniones: “Tengo compañeras que están a favor y en contra. Es un tema de creencia y educación y lo tengo que respetar. Como líder de grupo si puedo ayudarlas y exponer mi punto de vista lo hago. Siempre con respeto”. “A la hora de jugar los temas personales quedan afuera, esto es Boca y somos un equipo”.

Con Boca, Cossar, ganó todo pero no se queda con eso: “A mí me gusta ganar todo, soy una privilegiada por haber logrado todos los torneos que disputé con el club”. Aunque hay un título en particular que recuerda con mucha satisfacción: “La última Liga y el Metropolitano que ganamos contra  San Lorenzo. Ahí fue que la gente empezó a conocernos más por redes sociales y veníamos de un año sin ganar nada. Se disfrutó un montón porque había mucha gente en la cancha”.

El vóley femenino es amateur en nuestro país y Cossar sabe que eso es difícil que eso cambie: “Uno hace todo lo posible para que eso se dé, pero lo veo imposible. Mejoran cosas pero viviendo en el país que vivimos, sabiendo la sociedad exitista que es y que acá si no es fútbol no hay nada es muy complicado” y agregó “Todo lo que se pueda mejorar en el ambiente a nosotras nos sirve”.

 

 

Similar Articles

Deja un comentario

Top