You are here
Home > Análisis y Opinión > Werthein: «El atletismo y la natación son dos deportes de base donde tenemos que invertir»

Werthein: «El atletismo y la natación son dos deportes de base donde tenemos que invertir»

El presidente del Comité Olímpico Argentino repasa la actuación del atletismo argentino en Río 2016; mientras, busca la profesionalización de la dirigencia; «es muy difícil que tengas éxito en cualquier cosa que gestiones en el tiempo libre», sostiene

Los Juegos Olímpicos aún son tema de conversación. En realidad, para la dirigencia continuará en el centro de la escena por un buen tiempo. Al menos, esa parece la idea de Gerardo Werthein, presidente del Comité Olímpico Argentino (COA), quien se muestra conforme con el desempeño de los 213 deportistas que asistieron a Río de Janeiro. No oculta la satisfacción por las cuatro medallas (tres de oro y una de bronce), pero sueña con más logros. Para Werthein el desarrollo del deporte argentino aparece como una prioridad. Cada disciplina, dice, forma un universo que merece tanta atención como la otra.

Y el atletismo no escapa a su visión de refundación. De eso mismo conversó con LNCorre. Pero específicamente de los atletas que corren. » Braian [Toledo] y Germán [Chiaraviglio] lograron una gran actuación. Con respecto a los corredores, creo que la Argentina no tiene una tradición de corredores sobre todo en corto. Por eso hay que hacer un gran trabajo de desarrollo», abre el diálogo el presidente de COA. Y añade: «Me gustaría tener un lugar un poco más destacado en esas áreas. Creo que Argentina es un país que en lo que tiene que ver el running y sobre todo las distancias largas, está muy difundido, hay mucha gente que practica esto. Me gustaría hacer un scouting y gente que corre para poder incorporar y tener un volumen más grande de jóvenes».

-Teniendo en cuenta los resultados y lo que aporta el yatching, por ejemplo, y lo que dan los deportes de equipo, ¿hay un ranking en el COA para determinar dónde se invierte más dinero o hay un margen que le permita al atletismo mirar con una perspectiva más optimista?

-Creo que el atletismo y la natación son dos deportes de base donde nosotros tenemos que invertir. Tenemos que mirar donde tenemos más chances. Pero el hecho de que por ahí los resultados, sobre todo en el atletismo, no son los mejores, por decirlo de alguna manera, hoy en día resulta importante redoblar esfuerzos para intentar crecer desde los jóvenes, para aumentar nuestra presencia y trabajar desde ellos con especialistas. Hay que lograr que nuestros jóvenes se posicionen en el primer pelotón.

-El running es una disciplina que logró mejorar la vida de muchas personas, grandes en su mayoría o que no pueden ser profesionales. ¿Es posible unir el running con el atletismo?

-Claro, por eso digo que hay que trabajar en los jóvenes. Porque si no hacemos un scouting importante buscándolos y no solamente en Buenos Aires sino en todo el país, donde tenés comunidades, incluso otras etnias que se han instalado en la Argentina, no se va a lograr Tenés gente de Senegal, tenés gente de Marruecos, tenés gente de distintos lugares que tienen una tradición corredora. Tendríamos que invitarlos, hacerlos parte y que se sumen a este proyecto.

-¿Habla de nacionalizar?

-Es una posibilidad a considerar. Pero antes debemos hacer el trabajo de fondo interno. Así como trabajamos con los chicos para los Juegos de la Juventud de Buenos Aires 2018. Empezamos a evaluar a miles de chicos, a los que analizamos fenotípicamente para saber cuáles serían sus aptitudes para cada deporte. Lo mismo tenemos con el running, trabajando específicamente y apuntando al atletismo. A mí me gusta, en vez de improvisar, buscar países que tienen éxito y, entonces, tomar ejemplos que sirvan. Que los entrenadores nos ayuden a realizar un plan de desarrollo a partir del running. Traer gente de probado éxito, que nos pueda ayudar, enseñar, y abrir los ojos.

-Habló de los Juegos de la Juventud y estamos a dos años de su realización en Buenos Aires, ¿el proceso de evaluación continuará más allá de 2018?

-Empezamos con una base muy amplia, que fue una evaluación del fenotipo de los chicos. Después se continuó y ahora estamos en una tercera etapa donde, si la memoria no me falla, estamos trabajando con cerca de 1000 chicos. A partir de ahí vamos a continuar todo proceso, dependiendo de cada uno de los deportes. Fue un trabajo auspicioso por la motivación que ha generado en todo el país esto de que se busque la participación desde la escuela, con los maestros, los directores, los intendentes. Esto levantó un poco la mirada hacia el deporte, porque al final del camino necesitamos que el deporte vuelva a la currícula escolar; esa es la fuente y es, además, una verdadera herramienta de construcción social.

-Pero para esto se hace necesario poner al atletismo como una materia troncal y, hoy en día, es algo que no se nota.

-Este Ministerio de Educación tiene motivación, tiene interés en el deporte, aprecia el valor del deporte como herramienta de construcción social y como transmisión de valores y como algo que te da orden, disciplina, espíritu de equipo… En fin, que fomenta la integración. Creo que hay buena conciencia de eso y hay interés de hacerlo. Lo importante es trabajar con un proyecto concreto y ver cómo lo podemos materializar, pero sería maravilloso. Recuerden que en las escuelas públicas, hace prácticamente 25 o 30 años había lo que eran los CEF (Centros de Educación Física) donde se iba y se practicaba deporte. Hoy todo eso desapareció. En un principio, y como alternativa, podrían tomarse los clubes de barrio que, normalmente, a la mañana están vacíos. Haciendo ciertos convenios, serían un escalón fabuloso para que vuelva el deporte y la educación física calificada a la escuela. El atletismo, claramente, es el princpio de todo.

-La creación del Enard en 2009 marcó un quiebre directo, porque aparecen los dirigentes profesionales. Mientras, en muchas de las federaciones, como la Confederación Argentina de Atletismo (CADA), son amateurs. ¿Cómo se soluciona esa barrera?

-No hay solución en el deporte si la dirigencia no se profesionaliza. Tengo una visión, que no todo el mundo puede compartir: para gestionar el deporte, como en todas las cosas de la vida, primero hay una edad. Hay un momento de la vida donde uno puede convertirse en un asesor con experiencia pero la gestión tiene una edad, que es el momento en que la mente está más lúcida. En segundo lugar, el mundo evoluciona muy rápidamente y hay que estar al lado del mundo por lo menos corriendo a la misma velocidad, porque sino uno se atrasa cada vez más. Para mí, el secreto de esto es que los referentes, sean head coaches o los directores técnicos nacionales, realmente sean especialistas consagrados por experiencia para que ayuden a pergeñar un proyecto. Fíjense que cuando ustedes tienen buenos entrenadores. miren, el mejor ejemplo que tenemos es el hockey masculino. ¿Dónde estaba el hockey hace un par de años? En Londres estuvo 11. Fíjense que cuando el Chapa [Retegui] comenzó su trabajo, él lo dijo: «Yo voy a llevar a los varones arriba de todo». Los llevó al podio en el mundial y de ahí los llevó a campeones olímpicos.

-¿Hay un Chapa Retegui en el atletismo argentino?

-En Argentina, no. Chapa es quizás uno de los dos entrenadores del mundo más importantes. Es un top 3. Creo que en Argentina no hay. Hay entrenadores muy buenos, sí. Excelentes. Y hay tipos descollantes, gente como [Julio] Velazco. Un tipo descollante, una figura que ha trabajado en el mundo y que ha hecho cambios importantes. Un hombre con una metodología de trabajo, un orden, una disciplina… Y fíjense dónde ha llegado el vóleibol. Entonces, creo que esto es como todo en la vida, como cuando vas a la universidad y querés tener al mejor profesor. En el deporte querés tener a los mejores profesionales y esos se llaman head coaches. Creo que hay muy buenos entrenadores y que depende de la disciplina, de la formación, del acompañamiento y del enfoque. Porque, es obvio, una cosa es un lanzador, otra cosa un corredor de larga distancia y otro de corta. Y hay que elegir bien el foco. Pero creo que el atletismo y la natación son dos deportes de base donde nosotros, necesariamente, tenemos que invertir.

-¿Cómo ensanchar la base y profesionalizar los dirigentes con casos como lo que sucede en la CADA que hace tanto tiempo que están y que se dedican a otra cosa?

-No pienso en este momento en la gente o en lo voluntarios que le dedican el tiempo libre. Es muy difícil que tengas éxito en cualquier cosa que se gestione en el tiempo libre, . . Necesitamos gente full time y hay que remunerarla.

-¿Cuál es la relación real con la CADA?

– Tengo contacto con [Juan Alberto] Scarpín, por supuesto. Ellos conocen cuál es mi posición, porque mi posición es transparente y no es una posición personal sino profesional. No creo que uno pueda tener éxito si no gestiona con los mejores. Hay que saber elegir. Y en esto me gusta mucho la idea de que nosotros podamos elegir la experiencia de nuestros buenos entrenadores. Estamos pensando hacer una mesa con los entrenadores de más experiencia, que nos ayuden también a fiscalizar, a mirar las planificaciones, por más que sean de otros deportes. Lo tenemos a [Andrés] Charadía, que es una persona seria y responsable, pero creo que nosotros tenemos que sumar el talento del mundo, traerlo a la Argentina y aportar.

Fuente: Canchallena

Similar Articles

Deja un comentario

Top