You are here
Home > Deportes individuales > #Lucha Patricia Bermudez: «Soy la única argentina y voy por mi revancha»

#Lucha Patricia Bermudez: «Soy la única argentina y voy por mi revancha»

La luchadora Patricia Bermúdez, que participará de la categoría de hasta 48 kilos, consiguió la plaza olímpica al clasificarse para la final del Preolímpico de Frisco, Estados Unidos, en la que cayó 4 a 3 ante la colombiana Carolina Castillo.

La santiagueña Patricia Bermúdez será por segundo Juego Olímpico consecutivo la única representante femenina de Argentina en lucha libre, algo que la enorgullece y le despierta un deseo de «revancha» después del decimoséptimo puesto con el que marchó de Londres 2012.

La luchadora de 29 años, que participará de la categoría de hasta 48 kilos, consiguió la plaza olímpica al clasificarse para la final del Preolímpico de Frisco, Estados Unidos, en la que cayó 4 a 3 ante la colombiana Carolina Castillo.

En un mano a mano con Télam, la gendarme nacional -profesión que heredó de su abuelo, suboficial mayor retirado- contó cómo reparte su tiempo de trabajo en el Edificio Centinela con los entrenamientos en el Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (Cenard) bajo las ordenes de su profesor Eric León.

– Télam: A menos de un mes para Río. ¿cómo te estas preparando para tus segundos JJ.OO.?

– PB: Me siento nerviosa y no veo la hora de que llegue el momento de luchar. Ahora estoy pensando en que llegue el día de la competencia, pero sé que después que termine, cualquiera sea el resultado, voy a pensar quiero luchar un día más. Es todo muy confuso. Me mata la ansiedad.

– Télam: Por segunda vez vas a ser la única representante nacional, ¿cómo lo tomas?

– PB: Se repite la historia, soy la única. Fui la primera y ahora también soy la segunda (risas). Voy por mi revancha. No sé si es causalidad o casualidad, estoy viviendo este momento increíble. Voy a disfrutar cosas de los Juegos que no hice en Londres. Estoy preparada, pero se que en el deporte puede pasar cualquier cosa.

– Télam: ¿Qué cambió de Londres hasta ahora para vos?

– PB: En Londres tenía apenas dos años de lucha. Tenía poco roce internacional y era muy novata. Fue todo muy de golpe. Cuando pienso que algunos entrenaron tantos años y nunca fueron, y yo con poco tiempo clasifiqué, me doy cuenta que fue un logro inmenso.

– Télam: ¿En estos cuatro años, cuál fue el cambio más drástico que notaste en tu evolución personal y profesiona-

PB: Ahora tengo más experiencia. Este ciclo olímpico me lo tome con más responsabilidad y fui más profesional. Mejoré
muchos aspectos de la preparación física, lo que hizo que no me lesione tanto, la alimentación y el descanso, cosas fundamentales. Antes hacia las cosas porque alguien me lo decía, ahora lo hago sin que nadie me lo diga y porque se que es lo mejor para mí.

– Télam: ¿Qué cosas no cambiaron?

– PB: Siempre fui muy competitiva conmigo misma. No me gusta perder ni a la bolita (risas). Me enojo mucho si no logro lo que me propongo y no doy el brazo a torcer hasta conseguirlo.

– Télam: Fuiste judoca y te retiraste ¿por qué?

– PB: El judo lo dejé en el 2007. Sabía lo que era competir en mundiales y panamericanos. No estaba el ENARD. Era más difícil viajar. Los viajes salían fortuna y con la beca que tenía no me alcanzaba para nada. Fue una decisión muy difícil dejar el deporte que hice toda mi vida, pero todo tuvo que ver con lo económico. Tenía que priorizar: el trabajo o el judo.
– Télam: ¿Por qué elegiste la lucha para volver a competir?

– PB: El tema de la lucha fue una invitación que surgió. Me había retirado y me dedique a trabajar, pero nunca encaré esto de la lucha con el objetivo de ir a un Juego Olímpico. Lo hice con la idea de mantenerme activa, bajar un par de kilos y divertirme. En muy poco tiempo se dieron los resultados y eso me entusiasmo. El judo me ayudó mucho y trato de incorporarlo en todo lo que puedo dentro de la lucha. Los compañeros me dicen que hago cosas raras, porque mezclo el judo y la lucha, pero a mí me sirve. Es difícil, pero a mi estilo lo fui incorporando.

– Télam: ¿Cómo se combina ser gendarme y deportista?

– PB: Al principio pensé que iba a ser más difícil combinar el deporte y el trabajo, porque no había escuchado de nadie de la fuerza que representara al país como deportista en el exterior, sobretodo siendo mujer, porque nos cuesta más, en todos lados esta esa cosa machista… Pensaba que iba a ser algo imposible. Estaba en Córdoba, donde hacía controles de ruta y allanamientos, y me trasladaron a Buenos Aires, donde pasé a la tarea administrativa. Claudio Morresi, que era Secretario de Deportes, habló con el director Nacional de Gendarmería y dieron el okey. Así pude empezar a viajar en los primeros meses gané medallas en en Cuba, México y los ODESUR de Medellín.

– Télam: ¿Cómo los convenciste de que te trasladaran definitivamente a Buenos Aires?

– PB: Mi pelea en los ODESUR la transmitieron por televisión y mis jefes me vieron. Entonces dijeron, hay que apoyarla. Cuando volví me preguntaron que quería hacer, entonces aproveché el mangazo y les pedí el pase a Buenos Aires, ya que en Córdoba no tenía todos los elementos para entrenar. Desde entonces me puedo dedicar de lleno al deporte.

telam

Similar Articles

Deja un comentario

Top